Irrupción

21 mar
Irrupción

“Hice esta foto en el monumento a los judíos de Europa asesinados que se encuentra en Berlín, en agosto del año pasado. Visito este lugar una o dos veces al año, con mi cámara, y siempre con una idea en mente o con la intención de esperar a ver qué pasa”, nos cuenta Markus Studtmann. “Aquí he tenido muchos encuentros interesantes, inspiradores y sorprendentes, así que aquel día esperaba encontrar algo similar.”

“Esta foto representa la idea o concepto de un pequeño ser humano en un mundo grande y confuso.”

“En realidad, la imagen tiene dos significados o posibles interpretaciones. En primer lugar parece como si el chico estuviera empujando una de las piedras hacia un lado para liberar el camino y abrirse paso por entre el campo de monolitos. Con el título de la imagen, ‘Irrupción’, decidí que ésta debía ser la interpretación dominante y espero que sea algo compartido con el resto de espectadores. En segundo lugar, lo que en realidad está pasando en la imagen es que el chico se está escondiendo de sus amigos y no quiere que le encuentren, de modo que mira por entre las piedras para ver si sus compañeros andan cerca.”

“Tenía la localización planificada, la perspectiva y el punto de vista. No obstante, la foto final no estaba para nada planificada. Esperé al momento adecuado y disparé cuando vi a alguien asomarse por allí y actuar de forma espontánea e interesante.”

“Tuve que buscar el mejor lugar en este laberinto. Aquel en el que los monolitos son más altos y crean la sensación de estar perdido entre ellos. Hice muchas fotos desde esa posición y mirándolas luego redescubrí el lugar y sus posibilidades”, explica el autor, que utilizó una Canon EOS 5D Mark II junto con un el descentrable 17 mm f4 L TS-E. “Lo configuré para dar todo el protagonismo a la altura de las piedras. La apertura fue de f8 para que todo quedara enfocado. La velocidad fue de 1/200, perfecta para congelar el movimiento.”

“Invertí como mínimo unas seis horas de edición digital para conseguir el aspecto que tenía en mente. La foto original tenía demasiado contraste para mi gusto, el cemento no tenía el color adecuado y el cielo distraía. Además, la piedra de la izquierda no estaba recta.”

“Disparo en formato Raw, así que hice las correcciones básicas (exposición, balance de blancos, sombras, recorte) en Lightroom y el resto en Photoshop. En primer lugar, limpié el cielo. Luego cloné las dos piedras de la derecha en el lateral izquierdo para tener líneas rectas en ambos lados y crear más simetría. Para romper la simetría del efecto espejo, con la herramienta pincel corrector de Photoshop conseguí que el cemento de los monolitos fuera diferente en ambos lados. No toqué al chico durante la edición. Todos mis esfuerzos se centraron en la estructura y superficie de las piedras. Las convertí a blanco y negro y luego añadí un tono azulado y, para resumir un proceso largo, bajé el contraste general en las piedras y aumenté el contraste local o estructura para darle mayor detalle (aunque con menos contraste).”

“Me apasiona intentar dar con la composición perfecta en una imagen, tanto si tengo tiempo (rara vez es así) antes de hacer la foto o más tarde en la edición digital cuando aplico los recortes. También me gusta dar con emociones y actitudes, ya sean las que se muestran en la imagen o las inducidas en el espectador.”

“Más allá de la idea de que tiene que ser agradable a la vista, cada foto tiene su propia historia. La historia de esta foto en particular (y otras fotos mías) es mostrar a un pequeño humano en un mundo grande y las posibilidades de superar esta situación. Esta imagen es una irrupción por entre todo aquello que no es fácil.”

Podemos ver más trabajos de Markus Studtmann en su página web personal.


fotos de la misma categoría




comentarios (0)



Mándanos un comentario

Es necesario estar registrado como usuario de CLH para publicar comentarios.

Si ya eres usuario de CLH, haz clic aquí para identificarte.
Si todavía no eres usuario de CLH, haz clic aquí para registrarte.